Viernes, 24 de Noviembre de 2017  
Vie
23º
30º
11º
Dom
34º
16º

Romero Oneto, condenado a prisión por filmar a su hija y amigas

romeroonetomanueljuicio2014-1 
El exfiscal de Investigaciones Administrativas de La Pampa, Enrique Romero Oneto, fue condenado este mediodía a 3 años y medio de prisión por haber filmado a su hija y a las amigas de ellas con fines sexuales. El fallo fue firmado por el Tribunal de Audiencia de Santa Rosa.

El proceso judicial comenzó a partir de la denuncia de la exesposa del fiscal, Laura Fiorini. Ahora, luego de un juicio que se desarrolló desde hace quince días, el exfuncionario fue condenado por los jueces Daniel Alfredo Sáez Zamora, Alejandra Flavia Ongaro y Carlos Alberto Besi.

Los jueces Carlos Alberto Besi y Alejandra Flavia Ongaro se inclinaron por esa pena; mientras que el restante integrante del cuerpo, Daniel Sáez Zamora, votó por una sanción de cuatro años de prisión.

A su vez, el tribunal, en forma unánime, no hizo lugar a la prisión preventiva solicitada por la fiscalía; rechazó el pedido de actividad procesal defectuosa formulado por la defensa; y mantuvo la prohibición absoluta de contacto por cualquier medio y acercamiento del acusado a menos de 200 metros de las menores que resultaron víctimas y de sus respectivos domicilios.

También dispuso la inmediata detención del ex fiscal de Investigaciones Administrativas una vez que la sentencia quede firme, y dio por tenida por presente, "para el momento procesal oportuno", la solicitud de prisión domiciliaria formulada por la defensa atento a la edad del imputado, de 70 años.

Romero Oneto filmó a una de sus hijas y a sus amigas mientras se cambiaban de ropa o hacían sus necesidades en un baño cercano a la pileta de su casa.

Según el testimonio de una de las chicas, Romero Oneto fue descubierto cuando dejó abierta, por error, una ventana de su computadora con imágenes tomadas en el baño. ¿Cómo las tomaba? Las chicas descubrieron que en un mueble del baño había un reloj despertador "espía", es decir, con una cámara incorporada que retransmitía las imágenes a la computadora.

Los registros de las imágenes se tomaron en el transcurso del verano 2016-2017, cuando la hija iba a la casa del exfiscal junto a un grupo de amigas para disfrutar de la pileta, para cumplir con el régimen de visitas establecido tras la separación matrimonial.

Las chicas ingresaron a la PC del exfuncionario y encontraron que en una de las carpetas había registros de filmaciones de ellas desnudas. Después le contaron todo a la exmujer de Romero Oneto, quien fue luego la que lo denunció formalmente ante la Justicia.

"Los profesionales que tuvieron intervención en cada acto evaluativo de las víctimas, las que previamente debieron realizar un relato de los hechos que se investigaban, coincidieron plenamente en la ausencia de indicadores de fabulación o mendacidad, no registrándose contradicciones e incongruencias, y presentando sus relatos en forma coherente y consistente", expresaron los jueces en el fallo.

En cuanto a la existencia del reloj digital con la cámara de filmación que se encontraba dentro de aquél, el tribunal señaló que ello "se encuentra perfectamente, no solo por el reconocimiento efectuado por el imputado durante su declaración, sino además por el secuestro del reloj realizado durante la diligencia de allanamiento efectuado en el domicilio" de Romero Oneto, como así también por las declaraciones de tres testigos.

Un policía que participó del allanamiento manifestó que ese reloj fue secuestrado en la sala donde el acusado tenía armas y "estaba en funcionamiento, sobre una mesa conectado a una computadora". Asimismo constató "la existencia de una caja acrílica en el baño de la habitación en suite 'que hacía suponer que era de un artefacto tecnológico'" y por eso también incautó la computadora.

A su vez un especialista en informática confirmó, durante el debate, que había instalado una cámara inalámbrica de seguridad con conexión a internet en la vivienda del imputado, por pedido de éste, y que configuró la cámara, la computadora y el router para ponerla en funcionamiento. Al dar más detalles, indicó que era "una cámara wi-fi, dado que permitía la conexión a internet en forma inalámbrica y la grabación en una tarjeta de memoria para que guarde el registro".

El testigo especificó que venía "con una aplicación que se instala en la computadora o se puede ver desde el celular, que graba registros de las imágenes que capta y que se configura para grabar cuando se detectan movimientos (...) Si la computadora estaba encendida online, conectada con la cámara a la misma red interna, también permitía la grabación dentro de la misma computadora, en un archivo que va grabando automáticamente las imágenes".

Romero Oneto -quien renunció al cargo de fiscal en 2007, cuando se había activado un juicio político en su contra para destituirlo- había sido condenado en 2014 a tres años de prisión por haber cobrado coimas para la construcción del primer tramo del Acueducto del Río Colorado. Pero no terminó de ir a prisión porque posteriormente se estableció que la causa había prescripto.



Modificado por última vez en Miércoles, 15 Noviembre 2017 18:33







Copyright 2009 | DiarioTextual.com | Todos los derechos reservados | Santa Rosa – La Pampa – Argentina
Dirección: Sergio Romano
Contacto: redaccion@diariotextual.com
Contacto publicitario: 02954 -15377691 (Vanesa Cavallotto)
DW&Streaming: Potencia Web