Viernes, 24 de Noviembre de 2017  
Vie
23º
30º
11º
Dom
34º
16º

Subzona 14 II: "Solo una vez vi a un detenido", dijo Aragonés

aragonescarlos11111
El exdiputado nacional y expresidente del PJ pampeano, Carlos Aragonés, declaró este martes en el juicio de la Subzona 14 II. Como ya ocurrió en el juicio de 2010, lo hizo como víctima pese a que exestudiantes de la Universidad Tecnológica Nacional lo han acusado de "delator" y de haber participado en operativos de detención junto a la Policía en los meses previos al golpe militar. "Fui detenido varias veces; solo una vez vi a un detenido, muy golpeado", contó.

Aragonés, quien en los '70 fue secretario general de la CGT Regional Norte, fue detenido por primera vez el 24 de marzo de 1976. Fue alojado en la Unidad 4 junto a los otros detenidos políticos. Sin embargo, según testimonios, un guardiacárcel les advirtió a los otros detenidos que tuvieran cuidado con lo que hablaban delante de Aragonés. Además, hay varios testimonios de exestudiantes de la UTN que lo sindican como un "buchón". Incluso, fue uno de los que impulsó la intervención de la UTN.

Las querellas no le hicieron preguntas: no lo querían interrogar como víctima sino como delator. Así, solo respondió preguntas del fiscal Alejandro Cantaro y de los defensores de los exmilitares y expolicías acusados.




La declaración de Aragonés fue de media hora. "Me detuvieron el 26 de marzo, un par de días después del Golpe", sostuvo. "Ese 24 de marzo, una vez más, iba a Buenos Aires junto a dos personas, Roberto Coronel y Raul López, y habitualmente parábamos en la estación de Carlos Casares. Estando estacionado llega un vehículo, se transportaba Juan Carlos Bola, chofer del vicegobernador Rubén Marín. Nos comenta que fue convocado para ir a buscarlo dado que podía producirse el Golpe de Estado. Me pidió que lo acompañara, lo hice, y entrando a Buenos Aires, por la cancha de River, había un operativo y se había producido el golpe. No nos requisaron, llegamos al hotel y allí lo encontramos a Marín. Nos comenta la situación y nos ofrece que regresáramos. Desistí. Al otro día, decidimos volver", dijo.

"Llegamos a la noche a Pico", contó. "A la mañana sentí fuerte golpe en la puerta de casa. Tenía la cuadra llena de vehículos del Ejército. Allí me detienen, me llevan a la comisaría, me traen a Santa Rosa, me alojan en la unidad carcelaria. Después de 20 días, un buen día me trasladan al centro, a la Primera. Era en horas de la tarde, me retiraron las esposas, me esposaron hacia atrás, me encapuchan y me suben a un ambiente por unas escaleras. Allí tuve un interrogatorio de muchísimas horas. Fue tremendo psicológicamente y todo el año a posterior. A las 4 y cuarto de la mañana me llevaron a una sala con un señor vestido de policía, me sacan capucha y esposas, y me dijo que leyera y firmara la declaración. Era un momento difícil y especial, firmé sin leer absolutamente nada de lo que decía. Después de unos días me dieron la libertad provisoria. Amén de las secuelas que me dejaron en el cuerpo, solo me interrogaron de palabra", dijo. "No me habían golpeado, no tenía ningún golpe", sostuvo.

"Cuando vuelvo a Pico sufrí, por la tensión nerviosa, un médico y una kinesióloga, me hicieron un tratamiento. Me llevó mucho tiempo recuperar la dolencia que me había causado", aseguró.

"Para mí fue un tremendo dolor, más allá de ese momento que me hizo tanto daño psicológicamente, tenía necesidad laboral para mantener mi familia. Se me cerraron las puertas porque había miedo y me contestaban que no era posible tomarme. Significó que tuviera que desambular, hasta que alguien que me dio una mano, logré que me alquilaran un salón y me puse a cuidar coches", dijo. "Me ofreció un señor de una compañía de seguros un porcentaje para tener una estabilidad económica. Pero a los pocos día me detuvieron porque infligía la ley que me prohibía hacer actividad política. Me volvieron a detener", continuó.

"Paso otro tiempo y me detuvieron que había un ciudadano que tenía dólares, si yo sabía de dónde los había sacado. Luego me dejaron en libertad", dijo.

En otra oportunidad, dijo Aragonés, fue detenido cuando llegó a Pico el entonces presidente de facto Rafael Videla. "Me detienen porque este señor que estaba a cargo del país, Videla, concurre a la inauguración de una sede que tenía Agua y Energía de la Nación. Ese día lo panfletean. Yo no estaba en Pico. Cuando vuelvo, había otras personas que habían sido detenidas, como el doctor (Rubén) Marín", dijo. "Me traen a Santa Rosa y me cruzo con Marín, que estaba siendo liberado. Me deja el colchón", contó.

También fue detenido porque lo acusaban de robarse un busto de Juan Domingo Perón. "Era un busto que lo había depositado en el Centro Empleados de Comercio", dijo. "Esa fue la última vez que me detuvieron. Al otro día me liberaron. La primera vez que me detuvieron fue el 26 de marzo y la última ésta, que no recuerdo la fecha", sostuvo.

Dijo que solo en una oportunidad vio a un detenido en la Colonia Penal 4. "Una sola vez vi un detenido, que era muy conocido nuestro: Roberto Gil, que era diputado. Lo habían golpeado muchísimo. Me lo contó y pude apreciar que tenía lesiones en su cuerpo", sostuvo.

-¿Participó y firmó los decretos del Poder Ejecutivo de 1975 de la entonces presidenta (Estela Martínez de Perón)? -le consultó el abogado defensor Carlos Mercado.

-No lo recuerdo señor.

-¿Puede decir al tribunal que durante el tiempo que se desempeñó como diputado se verificaba un Estado de derecho o no?

-Cuando era diputado, el Estado de Derecho se ejerció. Bueno, fueron dos etapas. Una cuando fallece el general (Juan) Perón...

-¿En 1975 la situación del país era normal?

-Que pasaban cosas, como pasaban ahora, sí. Pero las bases del país, estaban intactas.

-¿Sabía que en 1975 se produjeron detenciones por actividades supuestamente subversivas?

-Puede haber habido, yo no lo recuerdo.

-¿A usted no lo fueron a ver conciudadanos de la provincia para informarlo de la situación?

-No lo recuerdo.

-¿Usted recuerda quien era el juez federal?

-No.

-¿Usted recuerda quién era el jefe de la Policía?

-No señor.
 
-¿Por qué no se verificaron en La Pampa hechos graves o luctuosos como en otros puntos del país?

-No tenemos ningún antecedente luctuoso. Además, yo siendo presidente del partido que accedió al gobierno en 1983, inmediatamente al asumir el Gobierno el doctor (Rubén) Marín, se dictó una normativa porque el doctor Marín tuvo la valentía de llevar adelante el esclarecimiento de estos hechos. Creo que no hubo ninguna muerte de por medio.
Modificado por última vez en Martes, 14 Noviembre 2017 17:34







Copyright 2009 | DiarioTextual.com | Todos los derechos reservados | Santa Rosa – La Pampa – Argentina
Dirección: Sergio Romano
Contacto: redaccion@diariotextual.com
Contacto publicitario: 02954 -15377691 (Vanesa Cavallotto)
DW&Streaming: Potencia Web