Domingo, 22 de Octubre de 2017  
Dom
20º
Lun
27º
10º
Mar
25º
12º

Piden cuidar al caldenal que se ha incendiado

incendiostextual2017-3
El diputado provincial Martín Berhongaray presentó en la Legislatura un proyecto de ley que pretende evitar que los bosques nativos existentes en el territorio de la provincia de La Pampa pierdan su estatus de protección y adopten un destino distinto del que poseían antes de ser arrasados por los incendios.

Pidió concretamente este cambio en la Ley Provincial 1.354:

"En caso de incendios de superficies de bosques nativos, cualquiera sea el titular de los mismos, no podrán realizarse modificaciones en el uso y destino que dichas superficies poseían con anterioridad al incendio, de acuerdo a las categorías de conservación asignadas por el ordenamiento territorial de los bosques nativos elaborado conforme a la Ley Provincial N° 2.624."

En sus fundamentos, el legislador recordó que la Ley Nacional N° 26.331 definió en su artículo 2° a los bosques nativos como ecosistemas forestales naturales compuestos predominantemente por especies arbóreas nativas maduras, con diversas especies de flora y fauna asociadas, en conjunto con el medio que las rodea -suelo, subsuelo, atmósfera, clima, recursos hídricos-.

Se encuentran comprendidos en el concepto tanto los bosques nativos de origen primario, donde no intervino el hombre, como aquellos de origen secundario formados luego de un desmonte, y aún los resultantes de una recomposición o restauración involuntarias.
Entre 1990 y 2005, el planeta perdió el 3% de su superficie forestal y los porcentajes de deforestación continúan aumentando, desapareciendo un promedio de 13 millones de hectáreas al año.

Este proceso de deforestación adopta enormes dimensiones en el norte de nuestro país donde, por ejemplo en el parque Chaqueño, en la región de la Selva de Yungas y Selva Misionera se ha tornado más visible debido al avance de la frontera agrícola de los monocultivos transgénicos y la ganadería.

Las principales causas de deforestación en nuestro país se encuentran dadas por la expansión agrícola, la intensificación ganadera, la tala indiscriminada y los incendios forestales.

"En general, en nuestra provincia las zonas de monte sufren una significativa degradación del ecosistema debido a la tala para explotación maderera, el sobrepastoreo y los incendios", dijo. "En muchos de casos, luego de registrados incendios rurales, se pretende alterar el destino del suelo de regiones que hasta ese momento se encontraban protegidas por su relevancia ambiental, para convertirlas en lugares aptos para la explotación ganadera, maderera, de cultivos intensivos o con fines inmobiliarios o de urbanización", expresó.

El legislador recordó el desastre ocurrido a finales de 2016 y comienzos de 2017, donde la presencia de tormentas eléctricas generaron centenares de focos de incendios que avanzaron sobre cerca de 2.000.000 de hectáreas en territorio pampeano. "Muchos productores y localidades se vieron afectados por la quema de pastizales, por la mortandad de animales, daños de infraestructura y ecológicos aún incalculables", sostuvo. "Si bien la legislación provincial contempla algunas herramientas que permiten la asistencia a los productores damnificados (aunque en la práctica se brinden magros e insuficientes resultados), pocos resultan los recursos tendientes a proteger el valioso patrimonio natural afectado".
Modificado por última vez en Martes, 05 Septiembre 2017 16:28







Copyright 2009 | DiarioTextual.com | Todos los derechos reservados | Santa Rosa – La Pampa – Argentina
Dirección: Sergio Romano
Contacto: redaccion@diariotextual.com
Contacto publicitario: 02954 -15377691 (Vanesa Cavallotto)
DW&Streaming: Potencia Web